colectivonomada.com

Twitter Facebook

MaNawal JesuKrista’

Cuentan que los Tz’utujiles, indígenas mayas a orillas del lago Atitlán, crearon un personaje basado en la mezcla de las historias tradicionales cristianas y la existencia de un sacerdote que invocaba la lluvia. Ellos reinventaron a Jesús y lo nombraron MaNawal JesuKrista’. Se decía que este personaje tenía poderes de dioses, era un extranjero muy querido por la gente de la región, “El Escogido”.

 

A través de los años el personaje de MaNawal JesuKrista’ fue evolucionando y las ideas católicas se fueron mezclando aún más, creando así más tradiciones y personajes como Maximón o Rilaj Mam (gran abuelo), venerado mayormente en Santiago de Atitlán, “mah-SHEE-mon” lo pronuncian ellos en su lengua Sutujil. Es una deidad de madera que se transfigura en ciertos personajes, así como de santos católicos y para los días de Semana Santa se dice que toma la forma de Judas Iscariote. Otra de su personalidad es la de Mam, el viejo dios del mal maya.

 

El Sacerdote Maya o Telinel nos invita a pasar a su casa, ahí Maximón en su altar recibe las ofrendas sobre todo dinero, cigarros y alcohol, ” Maximón baila, tiene mucho dinero, es dueño de todo, toma trago y siempre tiene en la boca un habano”.

El dueño de la casa también nos regala tragos de aguardiente, tabaco y café, sumergidos en incienzo la música fluye. En la noche del Lunes Santo lo seguí luego de su casa por una procesión hacia orillas del río Atitlán en donde los hombres en un ritual lavan la ropa de Maximón.  “Lavándole las ropas a Maximón se lavan sus pecados y con los suyos los de todo su pueblo”.

 

A principios del siglo XVIII el padre Fray Ximénez encontró en la iglesia de Santo Tomás de Chichicastenango Guatemala el manuscrito del Popol Vuh, conocido como la biblia maya. Desde entonces se ha convertido en una de las pocas iglesias católicas del mundo en cuyo interior y alrededores están permitidos los ritos de otras religiones, evidenciando así el llamado sincretismo religioso entre el culto católico impuesto por los españoles y la religión del pueblo maya.

 

En un ritual en Chichicastenango nos cuentan: “El ser humano esta rodeado de fuerzas negativas… eso es lo que hay que liberar, para eso sirve…” el ritual Quemec es para desatar, liberar, soltar….Y el ritual Ajmac para el perdón, ofrendas y agradecimiento. “Todo se pone en manos de los abuelos”

 

Los indígenas mayas representan al 39.3% de la población total guatemalteca donde prevalece en su mayoría la religión católica y protestante.