Texto y fotos por Tonatiuh Cabello 

02 03 04 05 06 08 09 10 11

El sábado 15 de noviembre del presente año, un grupo de agentes y peritos de la Procuraduría del Distrito Federal ingresaron a Ciudad Universitaria (CU) para investigar un robo. Estudiantes congregados afuera del auditorio “Che Guevara” afirmaron que a CU llegaron los elementos –dos hombres y dos mujeres– a bordo de un auto Nissan Sentra color gris, portando cámaras, y empezaron a tomar fotografías.

Cuando alumnos les preguntaron por qué estaban sacando imágenes, se desató una riña y un presunto agente sacó un arma y disparó, lesionando a dos alumnos del plantel. Los agresores lograron escapar dejando solamente una credencial que identificaba a uno de ellos y el vehículo en el que se transportaban.

Este hecho motivó una marcha en defensa de la autonomía de la UNAM que se realizó al día siguiente, partiendo de Metro Copilco a Rectoría. Entre las demandas se exigía la renuncia del rector José Narro Robles y una respuesta por parte de las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México para aclarar lo acontecido el día anterior.

Al término de dicha marcha un grupo de jóvenes cercaron la entrada principal de Rectoría con tablas y bloquearon durante una hora Av. Universidad y eje 10 sur lo que provocó inconformidad por parte de la gente que iba circulando por esa vía y la movilización de los cuerpos policiacos.

Este problema se suma a todos los hechos violentos que se han suscitado en el país desde la desaparición de 43 alumnos de la normal de Ayotzinapa, Guerrero.